lunes, 2 de octubre de 2017

"Hay que replantear el (des) acuerdo con Gran Bretaña de hace un año"

De: Alberto Asseff
El diputado del Mercosur y presidente del partido Unir, Alberto Asseff, declaró esta mañana a una radio de Bahía Blanca, que " a un año del acuerdo entre el entonces vicecanciller argentino Foradori y su par británico Alan Duncan los resultados son penosos y confirman nuestro rechazo inmediato en aquella ocasión. Londres no ha avanzado en las conexiones aéreas entre la Argentina continental y las Malvinas porque los isleños pretenden que esas nuevas rutas sean hacia y desde Montevideo o Brasil, algo inaceptable para los intereses argentinos y contradictorio con el deseable acercamiento con los habitantes de las islas.

Además, lo dijimos hace un año y lo ratificamos hoy: no hay posibilidad alguna que la Argentina modifique la ley que prohíbe y penaliza exploraciones y explotaciones de hidrocarburos en los espacios marítimos aledaños a las Malvinas sin la autorización de nuestro país.


Si los isleños avanzan en la explotación de petróleo unilateralmente van a lograr más ingresos y poder económico lo cual contraria nuestros objetivos. Nuestra Constitución  les asegura a los isleños todos sus intereses, pero sujeto a que Londres y nosotros nos pongamos de acuerdo en un plan de reintegración de la soberanía nacional en las islas, así como en las Georgias y Sándwich del Sur.

Por otra parte el nombramiento de un gobernador militar en Malvinas - cuando era tradicional que Londres enviase a un diplomático - patentiza que los ingleses siguen con sus dos actitudes proverbiales: consumar hechos que profundizan su dominio colonial, dilatando sin plazo cierto  la hora de un diálogo que ha ordenado la ONU desde 1965 y adoptando decisiones que son notoriamente provocadoras.

El gobierno del presidente Macri debe entender que para que el mundo nos respete y nuestro país atraiga en materia de inversiones, lo primero que debemos hacer es mostrar nuestro temple y toda la energía en la defensa de los intereses fundamentales. China por ejemplo cada vez atrae más negocios e inversiones a pesar de que militariza peligrosamente el Mar de China hasta construyendo islotes artificiales. La debilidad nacional lejos de atraer al mundo nos deparará cada vez más complicaciones y problemas", concluyó el legislador.