lunes, 4 de septiembre de 2017

De La Quiaca a Tolhuin, a pie y limpiando rutas. Emilio Saez se propuso caminar 4255 km para concientizar sobre los residuos y el medio ambiente

(lanacion.com.ar) "Creo que con constancia e iniciativa se puede llegar a cualquier lado y yo no quiero fallar", dice Emilio Saez. Tiene 63 años y es oriundo de Tolhuin, pequeño municipio de Tierra del Fuego a cien kilómetros de Ushuaia. Hace 27 días que salió de su casa, viajó a La Quiaca y emprendió una caminata que lo llevará de vuelta a su lugar en el mundo. "Estoy con muchísimo ánimo", repite a través del teléfono. Acaba de llegar a Choromoro, localidad al norte de San Miguel de Tucumán.

Emilio es dueño de La Unión, una panadería emblemática de Tolhuin. En su página web se puede ver a la familia Saez junto con celebridades que visitaron alguna vez el tradicional comercio. En 2012, los mismos empleados de La Unión nominaron a Emilio como "el mejor jefe de la Argentina" y su nombre fue noticia en los medios nacionales.

Con un poco de dinero que le había sobrado de las ganancias de la panadería, construyó una casa de vacaciones en Puerto Madryn para todo el equipo de La Unión. Cada uno de los trabajadores podía usarla entre 10 y 12 días y llevar a su familia y amigos.

"Esta caminata no tiene nada que ver con eso. Es algo mucho más importante", agrega Saez. Con la bandera argentina colgando de su mochila comenzó su camino y ya lleva recorridos más de 700 kilómetros. Mucha gente le toca bocina en la ruta y otros se paran a preguntarle qué está haciendo. "Tratamos de hacer 20 kilómetros por día y creemos que el 2 de abril del 2018 vamos a llegar a Río Grande, justo para conmemorar a los héroes de Malvinas".


Compañeros de ruta

Siempre habla en plural. Sus amigos y su familia decidieron no dejarlo solo en esta travesía. Si bien Emillio es el único que va a caminar los 4255 kilómetros que separan a Tolhuin de La Quiaca, otras personas se van sumando por el camino. Cuando llegue a Córdoba, por ejemplo, uno de sus hijos lo estará esperando para caminar el tramo siguiente a su lado.

La hazaña de Emilio tiene una causa noble. "La Argentina es maravillosa, pero estamos convirtiéndola en un basural a cielo abierto. Cuando voy caminando me duele el alma de ver cómo estamos dejando nuestras rutas", agrega Saez.

Basura Cero es la iniciativa que él mismo puso en marcha en marzo de 2016, en Tierra del Fuego. En esa ocasión, Emilio junto con amigos y voluntarios, realizaron la limpieza de toda la extensión de la ruta 3 que va de Río Grande a Ushuaia. En tan sólo 211 kilómetros se recolectaron 27 toneladas de basura.

Esta vez, Emilio y sus acompañantes recogerán basura a lo largo del camino y la colocarán en bolsas con el logo de la campaña, que luego colgarán de los carteles que señalizan las rutas. "Es una especie de protesta pacífica. Creemos que es un problema de todos y que debemos tomar conciencia".

Malvinas es otra de las causas que Emilio lleva en su mochila. El martes último, él y sus compañeros llegaron a Las Trancas, provincia de Tucumán. Allí fueron recibidos por dos escuelas y por un programa de radio. "Estuvimos charlando con los chicos sobre la travesía. Nosotros queremos el contacto con la gente y, cuando se dan esos espacios, tratamos de concientizar sobre nuestras dos causas: Basura Cero y Malvinas"

Entre sus cosas no sólo lleva bolsas y stickers sobre la campaña de limpieza, sino también una bandera de las islas y una convicción que lo atraviesa e impulsa a seguir adelante: no hay que olvidar.

"Camino para que la gente, sobre todo los niños, sepan qué se conmemora el 2 de Abril y para que recuerden que 649 soldados murieron por la Argentina", afirma. El primero en sumarse al recorrido fue Rodolfo Antunez, un ex combatiente de 59 años.

"Hasta ahora lo que más nos costó fue La Quiaca. Allí llegamos a 3870 metros de altura y se hizo difícil el tema de la respiración. A la noche no podíamos dormir, es duro en esta época del año", admite Emilio.

Todavía queda muchísimo camino por recorrer, pero él se muestra muy entusiasmado. En los próximos días llegará a Tafí Viejo y dará algunas charlas en los colegios de la zona para luego seguir su recorrido por Córdoba, La Pampa, Chubut, Santa Cruz y, finalmente, Tierra del Fuego. "Es como trabajar de lo que te gusta. Tenés todo el tiempo del mundo para frenar y ver el paisaje", concluye.