domingo, 9 de abril de 2017

Aeronaves británicas cargan combustible en Brasil en su viaje hacia Malvinas

Aviones de la Fuerza Aérea Británica siguen aterrizando en aeropuertos brasileños para cargar combustible en su viaje hacia Malvinas, pese a los reclamos realizados por la cancillería argentina el mes pasado.
Un avión Hércules de la Royal Air Force británica fue fotografiado estacionado durante una hora y media en el aeropuerto Salgado Filho de Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul, fronterizo con Argentina y Uruguay.
Cinco fotografías tomadas del avión británico el viernes por la tarde en el aeropuerto de Porto Alegre antes de partir hacia Malvinas fueron publicadas por el diario más importante de la región sur de Brasil. Dos militares británicos aparecen en la fotografía esperando la carga de combustible.
El mes pasado, la Cancillería argentina ordenó a la Embajada en Brasilia transmitir “preocupación” al gobierno del vecino país por vuelos operados por la Real Fuerza Aérea británica entre aeropuertos brasileños y la base aérea de Monte Agradable.



Ni aeronaves, ni buques de guerra.

La Dirección Nacional de Control de Tránsito Aéreo, que depende del Ministerio de Defensa, informó a la Dirección de Malvinas de la Cancillería argentina que durante 2016 fueron realizados al menos seis vuelos militares con esas rutas.
“Además -dice el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores- se recordó el compromiso brasileño de no receptar en sus aeropuertos y puertos, aeronaves o buques británicos de guerra apostados en los archipiélagos bajo disputa, en concordancia con la posición adoptada por Mercosur y Unasur”.
El comunicado agrega que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil “reafirmó el apoyo a nuestro país en la Cuestión Malvinas e indicó que no tenía conocimiento de estos vuelos, comprometiéndose a desarrollar las consultas pertinentes al Ministerio de Defensa local”.
El Ministerio de Defensa expresó que la Fuerza Aérea Brasileña abrió una investigación para determinar los episodios con los aviones de guerra británicos que viajan desde Londres hasta Malvinas.