martes, 7 de marzo de 2017

Vuelos a Malvinas: crece la tensión con Brasil y Cancillería espera respuestas

Desde Brasil aún no hay contestaciones por violar el acuerdo del MERCOSUR. La Federación Argentina de Municipios acusa "provocaciones" del Reino Unido.

El gobierno nacional sigue sin obtener la respuesta de Brasil al "pedido de explicaciones" cursado por la Cancillería argentina por haber permitido hacer escalas en sus aeropuertos a vuelos militares británicos que viajaron a las Islas Malvinas, lo que va en contra de los acuerdos firmados por los miembros Mercosur.

Así lo confirmó el ministro de Defensa, Julio Martínez, al ser consultado por periodistas acreditados en la Casa Rosada, tras el acto de ascenso de oficiales superiores: "Es la Cancillería la que maneja estas cuestiones, ha pedido explicaciones y bueno, estamos esperando eso".

A 24 horas de que el gobierno expresara su "preocupación" ante la Cancillería brasileña por permitir la realización de escalas, no cumpliendo con el acuerdo firmado años atrás por los países del Mercosur en solidaridad con el reclamo de soberanía de Argentina, el Ejecutivo continúa expectante.


En el acuerdo firmado el 29 de junio de 2012 en la provincia argentina de Mendoza, los miembros del Mercosur se comprometieron a "impedir el ingreso a sus puertos de los buques que enarbolen la bandera ilegal de las Islas Malvinas".

En un comunicado de prensa difundido el pasado miércoles por la Cancillería argentina, se señala que "la Dirección Nacional de Control de Tránsito Aéreo informó a la Dirección de Malvinas que durante 2016 fueron realizados al menos 6 vuelos militares operados por la Real Fuerza Aérea entre aeropuertos brasileños y Monte Agradable".

 El comunicado titulado "Vuelos militares entre las islas Malvinas y aeropuertos brasileños" indicó que "según consta en los registros de la Dirección de Malvinas, durante 2015 hubo 12 vuelos similares detectados por la Fuerza Aérea Argentina desde Brasil".

"Cancillería instruyó a la Embajada Argentina en Brasil la realización de gestiones ante la Cancillería local a fin de transmitir preocupación por dicha situación", se informó en el comunicado del Palacio San Martín, que además remarcó "el compromiso brasileño de no receptar en sus aeropuertos y puertos aeronaves o buques británicos de guerra apostados en los archipiélagos bajo disputa en concordancia con la posición adoptada por MERCOSUR y UNASUR".

Según informó el ministerio de Relaciones Exteriores, "la Cancillería brasileña reafirmó el apoyo a nuestro país en la Cuestión Malvinas e indicó que no tenía conocimiento de estos vuelos, comprometiéndose a desarrollar las consultas pertinentes al Ministerio de Defensa local".

En tanto, la Federación Argentina de Municipios (FAM) que preside la intendente de La Matanza, Verónica Magario, expresó hoy "su preocupación y repudio a una nueva provocación militar del Reino Unido de Gran Bretaña", y exigió "una explicación" a la Cancillería argentina.

"De constatarse estas maniobras se estaría en presencia de un acto de flagrante mala fe por parte del Reino Unido quien, en medio de las negociaciones bilaterales fijadas en el Comunicado Conjunto del 13 de setiembre de 2016, estaría incrementando encubiertamente su capacidad armamentística en las Islas Malvinas", señaló la FAM en un comunicado.