miércoles, 8 de marzo de 2017

La Tablada: Delmira Cao: “Nuestros hijos que están en Darwin, están en la Argentina”.

(https://diarionco.net/)

Delmira Cao, integrante de la Comisión Nacional de Familiares de Caídos en Malvinas y mamá del maestro-soldado Julio Rubén Cao, caído en Malvinas, habló sobre la  identificación y la tentativa del traslado de los cuerpos de soldados argentinos que se encuentran en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas.

Por: Emilio González Larrea
lapaz50@hayoo.com.ar

-Se está tratando de identificar a soldados caídos en Malvinas que se encuentran en el cementerio  argentino de Darwin y en algunos casos con la idea de trasladar los cuerpos al continente. ¿Cuál es la mirada de la Comisión sobre esto?

-Hace cerca 5 años que la comisión viene trabajando con este tema, junto con la Cruz Roja Internacional. En primer lugar quiero decir que el cementerio es un lugar sagrado que nadie puede tocar, ya que solo nuestra comisión tiene el derecho de hacerlo, somos quienes estamos a cargo del lugar. Este tema surgió, desde un día en que yo viajo a Ushuaia a un acto del 2 de Abril y allí la ex presidente Cristina Kirchner anunció que se proponía levantar los cuerpos de los soldados no identificados para hacer los exámenes de ADN; yo quedé congelada, pues siendo la presidente de la Comisión de Familiares, no sabíamos nada de esto. A partir de allí tomamos contacto con la Cruz Roja y nos pusimos de acuerdo para que sea esa institución la que se hiciera cargo de tomar contacto con los familiares y saber su opinión y si autorizaban a realizar alguna acción con los cuerpos de los soldados que se encontraban en el cementerio de Darwin. A partir de ese anuncio del gobierno anterior, comenzó a hablarse de la intención de trasladar los cuerpos al continente. Nosotros siempre entendimos que era un lugar sagrado que no se debía remover los cuerpos y que no se les debía  trasladar, porque ellos estaban en  territorio argentino; allí cayeron defendiendo la soberanía nacional, están en la patria y allí deben seguir.

-Los ingleses quieren borrar toda presencia argentina. ¿Entendés que iniciativas como esta contribuyen a desmalvinizar?



-Seguro. Ese fue un acuerdo entre los ingleses y el gobierno anterior que consistía en levantar los cuerpos y hacer los ADN. Durante la guerra de Malvinas murieron 649 argentinos alrededor de la mitad en las islas, y no todos están en el cementerio, ahí hay más de 300  tumbas y 123 de ellas con una placa que dice “soldado solo conocido por Dios”, son estos cuerpos los que se quieren levantar para identificar. Es una tarea muy difícil y nada agradable, no todos los familiares saben lo que va a significar realizarla, pues en una guerra, no siempre están los cuerpos, hay fragmentos, una parte del cuerpo, como el caso de mi hijo Julio que lo mató un misil que lo alcanzó en medio de su cuerpo, se hizo un cráter y también mató a sus dos compañeros que estaban al lado. El quedó destrozado, por eso para mí, Julio quedó en Monte Longdon  y debe seguir allí.

En la Comisión de Familiares siempre hemos estado en desacuerdo con que se tocaran los cuerpos, pero llegamos a la conclusión de que, como no todas las madres o todos los familiares pensamos lo mismo -hay algunos que quieren y tienen el derecho de saber dónde están sus seres queridos, para tener un lugar donde hacer el duelo- acordamos que las familias que lo quieran hacer, localicen los cuerpos, pero le solicitamos a la Cancillería  y al Gobierno Nacional que firme un documento donde exprese que los cuerpos de nuestros hijos no van a ser trasladados al continente, ellos murieron en una parte de la Argentina y con ellos ahí, se preserva un lugar de la Patria, ese lugar es argentino y aunque sea un pedacito de las islas, en el Cementerio de Darwin flamean cientos de banderas argentinas. Es interés de los ingleses sacar el cementerio de las islas y el gobierno nacional tiene que plantarse para evitar eso, por nuestra parte, seguiremos luchando para que esto no suceda.

-¿Han tenido contactos con el gobierno para conversar sobre esto?

-Ni los ministros y tampoco la cancillería han recibido a la Comisión para tratar este problema. Si, junto a la Confederación Nacional de Veteranos de Malvinas tuvimos una reunión con el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Lic. Claudio Avruj que nos dijo que no conocía el problema y que en una semana nos responderían, pero no nos llamaron nunca. Ignoran totalmente que este problema es algo muy doloroso, muy triste para todos los familiares, tanto para quienes quieren mover e identificar los cuerpos como para quienes no queremos, porque ya hemos hecho nuestro duelo. Por eso hay muchos familiares como es mi caso, que no estamos de acuerdo con que trasladen a nuestros hijos y  además consideramos que no han hecho correctamente las entrevistas con los familiares que aprobaron la gestión; en algunos casos no van a poder entregar los cuerpos a las familias. No es lo mismo que el caso de los desaparecidos por la dictadura.

-¿Cómo hiciste vos que no sabes dónde está Julio cuando fuiste a Malvinas para hacer ese momento de duelo?

-Yo viaje por primera vez en 1991 junto con otras madres, y algunas sabíamos que nuestros hijos no estaban reconocidos, por lo tanto cada una adoptamos una tumba de un soldado “solo conocido por Dios”, le pusimos una flor, yo le puse una placa con el nombre de Julio a una y esa era para mí la tumba de él. Entendemos que todos son nuestros hijos, lucharon por lo mismo, todos son iguales. Yo no estaba de acuerdo con la guerra, pero se dio así, ya está, mi hijo fue convencido de que tenía que defender a su país y peleó como los otros jóvenes soldados para defender un pedazo de territorio nacional. Quiero que se quede allá, como una bandera ondeando en nuestras islas. Para nosotros el cementerio es una sola tumba.

-Esta semana se van a movilizar junto a los veteranos. ¿Cuáles son los reclamos?

-El jueves 9 de marzo vamos a realizar una movilización, los familiares de los caídos junto a la Confederación Nacional de Veteranos para hacer varios reclamos. En nuestro caso por el respeto de nuestros caídos, para que nos escuche el gobierno. También por la atención de salud para los veteranos, por la continuidad del “Programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra de PAMI”; hace meses que no  le pagan a los médicos que los atienden, siguen muriéndose veteranos por temas de salud como consecuencia de la guerra, en el mes de enero se murieron 20 veteranos, la mayoría ahora se muere de cáncer, antes se mataban; es una vergüenza tenemos ya más muertes de ex combatientes que en la propia guerra. Por todo eso vamos a marchar ese día, a las 9, desde la Facultad de Ingeniería en Capital, pasando por el PAMI,  ANSES, el Ministerio de Defensa, el de Relaciones Exteriores, para terminar en el Cenotafio en la Plaza San Martin para realizar un acto. De distintos lugares van a salir micros, en el caso de La Matanza salen a las 7 der la mañana de Bolívar 682, Ramos Mejía, donde está ubicado el Centro de Veteranos del distrito.