martes, 7 de marzo de 2017

Excombatientes de Malvinas presentaron un amparo judicial contra el PAMI

Reclaman que se restablezca el Programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra, que brinda atención médica a 43 mil personas, virtualmente suspendido desde comienzos de este año.

Ex combatientes de Malvinas presentaron un amparo judicial para reclamar que se restablezca el Programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra, que brinda atención médica a 43 mil personas. Denunciaron que está virtualmente suspendido desde comienzos de este año.

Organizaciones de excombatientes, nucleados en la Mesa de Coincidencia Malvinas (MeCoMa), presentaron este jueves, en el Juzgado Federal de la Seguridad Social porteño, una acción de amparo solicitando el inmediato restablecimiento de las prestaciones médicas en el marco del “Programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra” que, desde comienzos del año 2016, se encuentra virtualmente suspendido. La acción judicial apunta a que las autoridades del PAMI restablezcan los pagos de las prestaciones médicas a los excombatientes de Malvinas y sus familiares, y así garantizar el derecho humano a la salud y a la vida.


El programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra se creó mediante una resolución en febrero de 2005, y está destinado a “satisfacer la demanda de atención médica y odontológica” de los ex combatientes de la guerra de 1982, de la que se cumplen 35 años en abril.

En el escrito, los veteranos expresan su problemática debido a que no tienen cobertura de salud. “Desde el 2004, sostuvimos un nivel prestaciones de calidad, con cobertura de todas las necesidades de tratamientos especiales, cobertura al 100% de los medicamentos, incluso pudiendo contar con prestadores de alta complejidad como la Clínica Favaloro, el Instituto Cardiológico, el Hospital Italiano. Sin embargo, en la actualidad se encuentran todos suspendidos debido a la falta de pago por parte del PAMI”, sostuvieron.Los excombatientes son un “colectivo que se encuentra en una situación de vulnerabilidad. La crisis económico social que atraviesa nuestro país afecta y se constituye en factor desencadenante de múltiples trastornos psicosociales, con un alto grado de disgregación social”, indica el escrito.

Desde el PAMI, en tanto, admitieron demoras en los pagos a los prestadores, pero señalaron que los inconvenientes se estarán solucionando próximamente y que no es un problema específico con los ex combatientes, sino que está ocurriendo con distintas áreas.

Los combatientes no sólo enfrentan la preocupación por los subsidios, sino también por las recientes muertes repentinas por paros cardíacos, accidentes cardiovasculares o casos de cáncer, que desde comienzo de año ya suman 22. ºLas estadísticas muestran que un 12% de los excombatientes sufrieron heridas en combate; el 57% de los casos poseen problemas de salud permanentes. El 81% de los veteranos depende de las prestaciones de PAMI.

Por otro lado, desde distintas organizaciones de excombatientes de todo el país también expresaron un profundo malestar por las medidas tomadas desde el gobierno nacional para trasladar el feriado 2 de abril- Día del Veterano y de los Caídos-. Finalmente, el Poder Ejecutivo debió dar marcha atrás con la iniciativa.