viernes, 10 de marzo de 2017

Actividad de la Asociación en Buenos Aires el 9 de Marzo de 2017.

La Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas "Alberto Amesgaray" y El Centro de Veteranos de La Pampa de la Ciudad de Santa Rosa, participaron de la movilización que se realizó en Buenos Aires llevando el petitorio a cada una de las reparticiones donde se necesita reafirmar los derechos ya conseguidos a través de 35 años de lucha.-

Gracias por representar a la provincia de La Pampa.-



BUENOS AIRES (DyN) - Un grupo de ex combatientes de la guerra de las Islas Malvinas realizaba este mediodía una marcha por distintas zonas de esta ciudad en reclamo de beneficios en reivindicación por su participación en el conflicto bélico de 1982.

La primera protesta se efectuó esta mañana en el edificio "Libertador", sede del Ministerio de Defensa, donde se manifestaron ex combatientes provenientes de distintas partes del país.

La jornada de reclamo fue organizada por la Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina, junto con la Comisión de Familiares de Caídos.

"Por la salud del sector postergada en todos estos años de posguerra; por el cumplimiento de los derechos adquiridos en 35 años de lucha; por el honor de los compañeros custodios de las islas, los fallecidos en la posguerra y sus familias; por la reivindicación permanente de los derechos soberanos sobre nuestras Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur", explicó la entidad.

El presidente de la Confederación, Rubén Rada, aseveró en un comunicado de prensa: "Estaremos con la bandera de pie cada vez que se quiera mover la historia".

También, hubo un pedido a las autoridades del PAMI para que se "declare la emergencia sanitaria para veteranos y familiares" y medidas rápidas para pacientes con enfermedades crónicas. La protesta incluía manifestaciones en la sede de la ANSES, del Ministerio del Interior y la Cancillería.

Desde la mañana y hasta pasado el mediodía, veteranos de Malvinas de todo el país se concentraron en el centro porteño para realizar una serie de reclamos a las autoridades nacionales. Solicitaron mejoras en las prestaciones sociales y la reivindicación de derechos que demandan desde el fin del conflicto bélico en 1982.

“Necesitamos una reparación histórica. El Estado tiene una deuda moral y económica con los veteranos: No vamos a esperar a que los políticos nos atiendan cuando ellos quieran”, sostuvo en diálogo con El Termómetro el presidente del Centro de ex Combatientes de Quilmes, José “Pepe” Valdéz, en la previa a la movilización.

Uno de los pedidos centrales fue dirigido a PAMI, a fin de que “declare la emergencia sanitaria” para quienes combatieron en el archipiélago hace 35 años. “Tenemos un stress post traumático que nos dispara otros problemas de salud. Y en lo que va del año ya murieron más de 40 compañeros, muchos de ellos de cáncer: no vamos a permitir que el Estado haga oídos sordos ante esta problemática”, agregó.

En ese sentido, presentaron un recurso de amparo que apunta a que se restablezcan las prestaciones médicas del Programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra, que depende de la entidad que dirige Carlos Regazzoni y que funcionó entre 2005 y principios de 2016.

La recorrida también incluía una parada en el Ministerio de Defensa, donde el planteo estuvo centrado en que haya una investigación a la Fuerza Aérea “para que deje de nombrar veteranos de guerra falsos”.

Por otra parte, en la Cancillería iban a tratar el punto referido a la identificación de los cuerpos que están en el cementerio de Darwin. Si bien ese es el deseo de muchas familias y ya se iniciaron las tratativas con el gobierno británico, los ex combatientes remarcaron la importancia de que la tarea no se lleve adelante en el continente.

“Queremos que la exhumación se haga allá. Creemos que si los traen, es muy probable que no vuelvan más a Malvinas”, observó Valdéz.

En tanto, también reclamaron ante la ANSES pos la deuda de los haberes previsionales y se proponían traer a escena la exigencia al Ministerio del Interior para la puesta en marcha de la Comisión Nacional de Veteranos, la cual “debería estar funcionando desde hace ocho meses pero hasta el momento no hay respuesta”.