domingo, 29 de enero de 2017

Inglaterra inició programa de desminado en las Malvinas

El equipo a cargo del barrido de  minas en las islas Malvinas, legado de la guerra de 1982, puso en  marcha este viernes un programa de demoliciones controladas en las  proximidades de Puerto Argentino. La tarea permitirá recuperar terrenos  aledaños que debieron permanecer deshabitadas desde hace más de tres décadas.

Según el comunicado del gerente del proyecto de desminado “Dynasafe de Bacted Ltd”, Julius Unsung, fueron en total  tres detonaciones: la primera a las 10.30, otra a las 11.30 y  finalmente una de menor impacto treinta minutos más tarde.

El comunicado, reproducido por el portal de Mercopress, agrega  que estas demoliciones se realizaron “detrás del límite del ejido  de Stanley, a unos 350 metros al sur del Club de Tiro de Stanley”.

Estas acciones son parte del programa de desminado en las  Malvinas, que se cumplirá en los próximos dos años, incluyendo el  barrido de 46 campos minados en la zona de monte Longdon y en  torno a Puerto Argentino: así lo confirmó una delegación del  Foreign Office que en estos días visitó las islas.


Además de esos 46 campos minados, la fase incluye un  relevamiento técnico en esas áreas de las cuales no hay  antecedentes en materia de minado, pero que se hace necesario  establecer el alcance de la contaminación.

El Reino Unido había resaltado semanas atrás que avanzaban  “bien” las tareas para limpiar los campos minados en las Malvinas que aún conservan artefactos explosivos del conflicto  bélico de 1982.

Los expertos británicos llevan retirados desde 2009 más de  cuatro mil minas anti-personales y más de mil anti-vehículos,  lo que llevó a liberar más de 7 millones de metros cuadrados de  terreno de los 30 campos que tenían artefactos explosivos  plantados por las tropas argentinas durante la Guerra de  Malvinas.

De acuerdo a estimaciones, durante el conflicto bélico de  1982 las Fuerzas Armadas colocaron alrededor de 20 mil minas  antipersonales y unas cinco mil destinadas a eliminar vehículos  británicos que desembarcaran en las islas.