sábado, 28 de enero de 2017

Feriados: “La Pampa no será cómplice de la desmemoria”

(laarena.com.ar) El gobernador Carlos Verna se diferenció nuevamente del gobierno nacional y firmó un decreto que declara como días no laborables para la administración pública provincial al 24 de marzo en conmemoración del “Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia” y el 2 de abril por el “Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas”. Decisiones similares fueron tomadas en otras provincias.

La decisión fue anunciada ayer en Casa de Gobierno por el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Bensusan, y el secretario de Derechos Humanos, Antonio Curciarello, quien señaló que “La Pampa no es parte ni va a ser cómplice del gobierno nacional en la desmemoria y la desmalvinización”.
Durante la conferencia de prensa, los funcionarios estuvieron acompañados por un grupo de representantes de los centros de veteranos de guerra de las ciudades de Santa Rosa y General Pico, quienes también criticaron el decreto del presidente Mauricio Macri que declaró como movibles ambos días entre los feriados nacionales.


“La medida del gobernador responde a la modificación del régimen de feriados nacionales del gobierno nacional, estableciendo para estas dos fechas, que antes eran inamovibles, la movilidad de la celebración de esos días de acuerdo a la fecha que corresponda según el año”, comentó Bensusan, quien invitó al Poder Legislativo y al Judicial a adherir a la medida, al igual que la actividad privada.
Sobre los argumentos, el ministro resaltó que “estas son fechas que como argentinos nos causaron gran dolor y no las debemos olvidar, por lo que tenemos que aprovechar esos dos días para recordarlo, y creemos que deben ser esas dos fechas. No es que son días no laborables y feriados vacacionales, en la provincia se realizan trabajos de concientización para que los chicos sepan verdaderamente qué fue lo que pasó, y que jamás sean olvidadas”.

Desmalvinización.
El secretario Curciarello manifestó que ambas fechas “son significativas” para la historia de los argentinos, tanto la que representa a la última dictadura cívico militar como la que lo hace con la Guerra de Malvinas, y criticó al presidente Macri.
“El decreto de Macri, que pasa estas fechas como móviles, nos resulta rechazable, porque quita significación, minimiza, banaliza”, dijo el funcionario, resaltando que con el decreto de Verna “se reivindican los sucesos por la historia y la importancia que tienen en el país desde el punto de vista democrático y desde los procesos históricos”.
Siguiendo en ese sentido, dijo que la medida “reivindica a las víctimas, a los caídos, a los que no están y a los que tienen su identidad cambiada todavía hoy, por lo que consideramos poco oportuna esta decisión del gobierno nacional que quita participación y preocupación sobre un tema tan sensible, donde hay que entender lo que pasó, también para seguir peleando por la soberanía de Malvinas”.
“El pueblo argentino es consciente de lo que ocurrió el 24 de marzo (por la dictadura) y el 2 de abril (por Malvinas), porque son causas nacionales. Bienvenida sea la decisión del gobernador para poder pensar y reflexionar sobre lo sucedido”, indicó Curciarello.
El ministro Bensusan, en tanto, dijo que “es importante continuar con el trabajo en las escuelas para que los chicos identifiquen los valores que significan estas fechas”, porque son “días históricos que no debemos dejar de olvidar y cada uno tiene que aprovechar, incluso dentro de su familia, para contar lo que pasó”.
La medida del presidente Macri generó el rechazo de buena parte de la sociedad y de distintos organismos de Derechos Humanos como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo. Incluso, algunas provincias como Chubut y Tierra del Fuego, además de varios municipios bonaerenses, ya abrieron una puerta contra la decisión de la Casa Rosada, advirtiendo que no trasladarán a otra fecha la jornada no laborable.

Con apoyo de Cristina
La expresidenta Cristina Fernández destacó ayer la decisión adoptada por el gobernador Carlos Verna. “El 24 de marzo y el 2 de abril nos hacen parte de una experiencia colectiva que no podemos olvidar, tienen que ser inamovibles”, manifestó la exmandataria.
Cristina utilizó su cuenta de Twitter para expresar este apoyo y a la vez cuestionar la decisión adoptada por el gobierno nacional. Fue en ese marco que la expresidenta retuiteó un post del gobierno de La Pampa, en el que se anunciaba la decisión de Verna sobre los dos feriados “inamovibles” en la provincia.

Rebelión de los intendentes del PJ
Mientras algunos gobernadores ya le dieron la espalda al decreto de Macri, un grupo de intendentes peronistas de distintos puntos del país metieron ayer presión a la Casa Rosada para que dé marcha atrás con la decisión de hacer móvil el feriado del 24 de marzo, reclamo al que se sumaron el PJ bonaerense y el bloque de diputados nacional del Frente para la Victoria.
El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, señaló a través de redes sociales que la capital chaqueña “mantendrá el asueto administrativo el 24 de marzo”, en respuesta a la decisión de Macri.
También el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, confirmó su decisión de declarar “asueto administrativo para el 24 de marzo” y consideró que “el Presidente se excede en sus atribuciones”.
Los intendentes de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, de Mercedes, Juan Ustarroz, y de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, también anunciaron a través de las redes sociales que darán asueto administrativo en sus respectivos distritos.
De esa forma, los jefes comunales peronistas se sumaron a la iniciativa del intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, quien el último jueves firmó un decreto para declarar “asueto municipal” el 24 de marzo y anunció el lanzamiento de “la campaña nacional #El24NoSeToca”.
En tanto, el PJ bonaerense repudió el decreto a través de su presidente, Fernando Espinoza, quien expresó que el 24 de marzo se recuerda “a todas las víctimas de la violencia de Estado” y “no se puede decretar que sea un día más, que se pueda conmemorar en otra fecha”.
Respecto del feriado del 2 de abril, expresó: “Por la memoria de nuestros héroes caídos en Malvinas, por el respeto a nuestros héroes que aún viven y trabajan por la patria (…) por ellos es que exigimos que el 2 de abril sea inamovible”.

Rechazo en Cambiemos.
El bloque de diputados nacionales del FPV-PJ que encabeza Héctor Recalde también manifestó su rechazo al decreto y subrayó el 24 de marzo se instauró como Día de la Memoria “para que las futuras generaciones se enteren” de lo ocurrido “un día macabro como ese del año 1976”.
El decreto presidencial no solo cosechó rechazos en el vasto universo peronista, sino también entre las filas de Cambiemos: el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, consideró que “se debería haber tenido en cuenta la posición” de los organismos como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
“No estamos hablando de un hecho de hace cien años y que el feriado es por eso. Ocurrió hace poco y hay gente que fue víctima directamente. Tanto de la Dictadura como de Malvinas. La gente está muy activa con eso”, sostuvo Cantón.

“Es una batalla ganada”
Diego Morano habló ante la prensa en representación de los centros de veteranos. El hombre que como Infante del Regimiento 25, batalló en el Puerto Darwin de las Islas Malvinas, destacó la medida tomada por el gobernador Carlos Verna. “Hace 35 años que intentamos hacer docencia en los colegios, y de un plumazo se pasan estas cuestiones por encima”, manifestó. Y agregó: “Cada 2 de abril es un punto muy importante para la política de Estado de la Argentina, la batalla de Malvinas derramó sangre en nuestras islas y no podemos desmemorizar al país y, sobre todo, a los chicos, que son nuestro norte”.
“Es una batalla más ganada, dentro de lo que tenemos que machacar cada año sobre la cuestión de Malvinas”, explicó Morano. Los veteranos destacaron que La Pampa ha “llevado la tarea de marcar pautas culturales que hacen a la construcción de la Nación y es una de las pocas provincias que declaró el luto para el 2 de mayo, el día más trágico de la guerra de Malvinas”.

Desparecidos pampeanos.
El gobernador Carlos Verna destacó en el decreto que “por los 30.000 desparecidos, de los cuales 52 eran pampeanos, más de 500 bebés nacidos en cautiverio y apropiados, de los cuales dos son pampeanos, y las innumerables víctimas de torturas, detención y otros vejámenes del terrorismo de Estado y de la Guerra de Malvinas, resulta primordial respetar esos días en el calendario para visibilizar y sensibilizar por cada derecho que fue violado”.
Además, recordó que en busca de un reconocimiento de los sucesos ocurridos durante la dictadura cívico militar, su reparación, la toma de conciencia y el compromiso político de fortalecer la democracia de todos los pampeanos se instauró en la provincia el 14 de julio de cada año como el Día de los Derechos Humanos, tras una iniciativa que surgió del diputado Darío Hernández (Frente Renovador).