lunes, 29 de agosto de 2016

Malvinas en Aerolíneas Argentinas

La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de la Nación, trató una iniciativa para que Aerolíneas Argentinas tenga tanto dentro como fuera del avión, la imagen de nuestras islas y el texto “Las Malvinas son Argentinas”. Un proyecto presentado por la Unión Malvinizadora en diciembre del año pasado en la Legislatura fueguina y que fue llevado a la cámara por el diputado dos por Martín Pérez.

La semana pasada, en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de la Nación, se trató un proyecto que presentado por  la Unión Malvinizadora Argentina en diciembre del año pasado en la Legislatura fueguina, y que tomó estado parlamentario, bajo el número de asunto157/16, en el cual se solicita, que en nuestra aerolínea de bandera, exista un logotipo, tanto dentro como fuera del avión, que contenga, la imagen de nuestras islas, nuestros colores nacionales, la bandera nacional, y el texto “Las Malvinas son Argentinas”.


            Esta iniciativa, fue llevada al ámbito nacional, por el Diputado Nacional Martín Perez, quien no solo la tomó como propia, sino que la perfeccionó, incorporando, en los fines de ella, que también en los boletos expedidos por la empresa existiera el logotipo propuesto, y que dentro del avión, existieran folletos que explicaran los argumentos de nuestro reclamo, más precisamente las resoluciones de las Naciones Unidas, que hablan en favor de nuestros intereses soberanos, y la descolonización de nuestro territorio argentino temporalmente usurpado.

            En primer término queremos agradecer a Martín Pérez, quien desde el primer momento, nos dio un lugar para plantear nuestras ideas, que no solo se remiten a este proyecto, sino a otros, y siempre aportando, participando y accionando en favor de nuestros intereses soberanos. También queremos agradecer a los demás representantes fueguinos, que luego de planteado el proyecto por Martin secundaron la iniciativa, ya que entendieron que Malvinas no es una cuestión de partidos, sino una política de estado, que trasciende las banderas partidarias.
         
Desde nuestro espacio, creemos que esta iniciativa, presentada a nivel nacional en un momento muy oportuno, ya que los usurpadores pretenden restablecer los vuelos desde el continente a las islas, cosa que, por suerte para nuestros intereses soberanos, sus mascotas kelpers no quieren, y así pretender generar un “acercamiento” que les permita explotar nuestros recursos, con las mismas artimañas venenosas de la década de los 90´.
         
No creemos como algunos pretenden instalar, que sea impracticable esta propuesta, que es, a los fines prácticos, plotear una imagen, y hacer folletos con las palabras de las Naciones Unidas en favor de los intereses argentinos y el reclamo sobre todo nuestro Atlántico sur, apoyado que toda Latinoamérica y países del Caribe, que el Grupo de los 77 países más China, que los 54 países de África, e incluso que Rusia, entre otros, y que es, sin lugar a dudas, el pensar y sentir dela amplia mayoría de los países del mundo.

 Sí creemos impracticable, por ser una traición a la patria, repetir estratègias pasadas ya fracasadas y reconocidas como lesivas, diciendo que son remedios necesarios para el acercamiento con una potencia que no respeta el derecho internacional ni el parecer de la amplia mayoría de los países del mundo, que hace más de 180 años viene dilatando la ansiada y legítima descolonización del territorio argentino.

            Tampoco vemos como un delirio, creer que es no solo aplicable, sino necesaria la visibilización de nuestros intereses y postura soberana, que incluso está plasmada a lo largo de toda nuestra historia nacional, e incluso en la mismísima constitución argentina. Pero lo que si vemos como un delirio, reñido nuevamente con la traición a la nación y la improvisación diplomática, seguir consintiendo que solo se hable de “negociaciones” cuando se refieren a nuestros recursos, pero cuando se tiene que hablar de descolonización y soberanía solo existan “conversaciones”. Una diferencia sustancial, para quienes mínimamente entienden de diplomacia y derecho internacional, ya que la propia Resolución 2065 y su más de 40 sucesivas, destacan claramente la diferencia, que hoy pareciera algunos desconocen o solo tienen por objetivo poner de rodillas a los argentinos, para satisfacer sus apetitos mas superfluos y anti-nacionales.    

            Por lo expuesto, quiero expresar a todos los fueguinos y argentinos, que para un defensor de los intereses nacionales, ninguna empresa es impracticable o un delirio, cuando se trata de visibilizar el despojo que sufrimos y dejar presente nuestro ininterrumpido reclamo como Nación soberana de todos los territorios del Atlántico Sur.

Luciano Moreno