jueves, 1 de octubre de 2015

Con becas de estudio, el Gobierno intenta seducir a los isleños

(lanacion.com.ar)  En el tramo final de su mandato, Cristina Kirchner se dispone a profundizar una estrategia de seducción hacia los habitantes de las islas Malvinas: la Cancillería ampliará en los próximos días el programa de becas estudiantiles en universidades argentinas para los kelpers.

Así, el programa de becas para malvinenses que hace un mes inauguró el Gobierno desde Chubut junto con la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco se replicará en otras casas de altos estudios del país con el mismo objetivo. Es decir, costear los estudios de los isleños, hospedarlos y acercarlos de esta manera a la Argentina.

Lo confirmó así a LA NACION el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas de la Cancillería, Daniel Filmus, quien expresó que la intención oficial es "ampliar la oferta de becas universitarias a los isleños" para que haya una mayor variedad de propuestas. Si bien Filmus no detalló aún las universidades que se sumarán a este programa de becas, la decisión del Gobierno responde al interés -mínimo aún- que mostraron los isleños e ingleses de participar del plan de estudios en la Argentina.


Según se pudo saber, en las últimas tres semanas se registraron casi cien consultas por Internet sobre las becas estudiantiles que otorga la Argentina para extranjeros. De todos esos registros que hubo en la página oficial de la Cancillería, unas 18 consultas provenían del Reino Unido y 12 de las islas Malvinas. Los que consultaron los programas aún no dejaron sus datos y tampoco se suscribieron al programa auspiciado por la Cancillería y el Ministerio de Educación en coordinación con universidades nacionales. Sin embargo, el simple dato de que haya isleños interesados en el plan de becas fue motivo suficiente para movilizar el optimismo de Filmus y de buena parte de los funcionarios de la Cancillería.

"Si bien este plan de becas estuvo vigente en los 70, ahora queremos ampliarlo y mostrar cierto acercamiento con los isleños", dijo Filmus.

El Gobierno intenta seducir a los isleños ofreciendo más becas de estudios

El secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas negó que se trate de un cambio de actitud de la Argentina o una política de seducción como la que impuso en su momento el gobierno de Carlos Menem cuando el entonces canciller Guido Di Tella enviaba ositos de peluche y otros regalos como señal de amistad.

Sin embargo, la decisión de instrumentar un plan de becas totalmente gratuito para los isleños y la idea de ampliar ese programa a otras universidades argentinas constituye todo un gesto diferencial de la política agresiva que mantuvo hasta ahora Cristina Kirchner hacia los malvinenses. Busca tender "un puente" con los denominados kelpers.

Filmus inauguró hace un mes en Comodoro Rivadavia el lanzamiento de un programa de becas. "Hoy estamos tendiendo un puente con una iniciativa que nos llena de orgullo", dijo el funcionario. Esa decisión del Gobierno se dio en medio de un arduo debate que se desató en Londres cuando el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, avaló la idea de dialogar con Buenos Aires y reflotó su intención de impulsar una administración conjunta de las islas Malvinas con la Argentina.

En el acto de inauguración del plan de becas, Filmus recordó que "mientras existió diálogo y negociaciones entre la Argentina y el Reino Unido, hubo mucha colaboración de nuestro país en Malvinas, al punto de que en la década del 70 también se ofrecieron becas, y muchos de los que hoy viven en las islas estudiaron acá". A su vez, Filmus expresó: "Ojalá podamos aprender mucho de los residentes en las islas y ellos también puedan conocernos".

La beca Thomas Bridges, como se denomina el programa, permitirá a estudiantes residentes en Malvinas que hayan completado la escuela secundaria realizar estudios terciarios o universitarios en universidades nacionales de la Argentina. La beca incluye pasajes, un estipendio y la posibilidad de alojarse en albergues universitarios.

Los acuerdos de cooperación entre la Argentina y las Malvinas en materia educativa se dieron antes de la guerra de 1982. Desde 1971 hubo una cooperación de la Argentina con los isleños, que abarcaba áreas de salud, trabajo y educación. Ahora se volvieron a abrir, con un cupo de sólo 10 becas para los isleños. Pero el entusiasmo de la Casa Rosada y la nueva política de seducción hacia las Malvinas promete ampliar este plan de estudios, que busca acercar a los isleños a la Argentina.

La decisión del Gobierno no parece haber sido bien recibida en las islas. En mensajes de Twitter informales que enviaron los isleños se rechazó de plano la propuesta. Y, oficialmente, el director del Departamento de Educación de las Falkland Islands (islas Malvinas), Tom Hill, confirmó al Penguin News que su departamento no ha tenido contacto alguno respecto de un programa de becas.